El dispar cobro por estacionar en Chillán

La creciente urbanización de Chillán conlleva un aumento en la cantidad de vehículos motorizados, pues se estiman alrededor de 50.000 automóviles en la capital regional, según datos recientes de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Chillán.

Sin embargo, el gran flujo vehicular ha generado problemas de atochamiento dentro de las cuatro avenidas, lo mismo sucede con las vías que dirigen a los sectores que se están expandiendo.

En el centro hay playas de estacionamientos para centenares de autos. Hay recintos exclusivos de instituciones, espacios en la vía pública controlados por parquímetros y aparcamientos privados.

Las señaléticas informan los horarios de atención, los servicios dentro del recinto y el valor del aparcamiento, el cual varía, no solo en la cifra, sino que en la ubicación, ya que a veces se exhibe públicamente en letreros, en otros casos se encuentra pintado en las paredes, mientras que en otros se ve exclusivamente en la oficina.

“Son muchos los estacionamientos que no muestran sus precios afuera, salen los días y horarios de atención, que cuentan con cámaras, pero el valor solo se ve entrando”, señala el usuario Marcelo Anabalón. Su comentario se replica en muchos conductores. 

En la misma línea, Antonio Arévalos cuestiona las tarifas: “estuve 5 horas y me salieron $9.000, no sé cómo cobran estas personas, yo confiado solo me fui a estacionar, andaba apurado, me guió un acomodador y pensé que no saldría tanto. La jodí, ¡pero afuera ni me muestran los precios! Entrando; uno ya no va a salir”, relata el joven.

El dispar cobro

“El Flaco” es la plaza de estacionamiento más cara de Chillán: el recinto ubicado al lado de la Ferretería Madrid cobra $35 el minuto. No exhibe la tarifa al público, sino que se encuentra exclusivamente en la caseta de pago. $700 es el mínimo a cancelar, lo que equivale a 20 minutos, la hora asciende a $2.100. 

A la vuelta se encuentra el segundo más caro, específicamente en El Roble 845, aparcadero que al igual que muchos no exhibe un nombre, sino que solo se identifica con la dirección. La plaza informa al interior que cobra $30 el minuto, es decir, $1.800 la hora.

En Constitución, entre 5 de Abril y Sargento Aldea se encuentran seis recintos más, no tienen un nombre preciso, cuatro de ellos cobran $20 el minuto ($1.200 por hora), uno cobra $5 menos por el minuto ($900 por hora). El aparcamiento 848 embolsa $800 por cada hora y establece $400 como tarifa mínima, convirtiéndose en uno de los que menos cobra.

Ley de estacionamientos

En 2016 se regularizaron las recaudaciones del servicio de estacionamientos. De tal modo, que los usuarios paguen por la prestación efectivamente utilizada. 

Las tarifas varían según dos estructuras de cobros que establece la Ley de Estacionamientos (Nº 20.967).

Las empresas deben decidir entre el “cobro por minuto efectivo de uso del servicio, quedando prohibido el cargo por períodos, rangos o tramos de tiempo o el cobro por tramo de tiempo vencido, no pudiendo establecer un período inicial inferior a media hora. Los siguientes tramos o períodos no podrán ser inferiores a diez minutos cada uno”, expresan desde el Sernac.

La ley no establece valores mínimos o máximos para el cobro, pero sí exige que el proveedor deberá exhibir sus precios de forma visible y clara, en los puntos donde se realice el pago del estacionamiento. 

La norma la cumplieron los 20 estacionamientos expuestos, pues todos expresaron los valores en la oficina, y pocos los señalaron en la entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *